Home Su Entorno
Senderismo
 
Naturaleza
Senderismo   Senderismo

El valle de Aran está situado entre los dos senderos de largo recorrido que atraviesan la cadena de los Pirineos, el GR-11 en la parte sur y el el GR-10 que transcurre por Francia. Hay una gran número de senderos de corto recorrido (PR’s) y pequeños itinerarios alrededor de los pueblos del valle. La mayoría son accesibles para amantes de la naturaleza que quieren pasar el día disfrutando del senderismo y de los paisajes de montaña.
 
Desde el hotel se ofrecen salidas guiadas para observación de aves, algunas de ellas típicamente de alta montaña y bosques bien conservados como urogallo, quebrantahuesos, mirlo acuático, acentor alpino, chovas de pico rojo y amarillo, verderón serrano, escribano montesino, bisbita alpino o mirlo capiblanco.

 
Leer más...   Leer más...
     
Invierno   Primavera
alt   alt


El invierno en el Valle de Aran significa nieve, montañas cubiertas de un espectacular manto blanco, otra manera de disfrutar de la montaña que nos permite, entre otras cosas, la práctica del deporte por excelencia en esta época del año, el esquí.

El hotel Mauberme te propone compartir estas sensaciones durante unos días. No te podemos garantizar el tiempo meteorológico, pero si pondremos a tu disposición un acogedor espacio donde recuperarte después de una intensa jornada de nieve.

 


U
na vez terminado el invierno y hasta la llegada de las primeras nieves en noviembre, una explosión de vida inunda el Valle de Aran que se transforma en un paraíso para el amante de la naturaleza.

Bien sea el interés por las flores, las aves, los insectos o simplemente para hacer excursionismo siguiendo las antiguas sendas  que atraviesan los bosques y llegan hasta los collados más altos, para cualquier persona sensible al paisaje de alta montaña, el Valle de Aran te llega al alma. 
 

Leer más...   Leer más...
     
Verano   Otoño
alt   alt

El verano es la época del excursionismo por excelencia ya que todos los caminos que nos conducen a las colladas y picos se encuentran libres de nieve y hielo. Es aconsejable empezar la jornada con el frescor de la mañana para estar ya a una cierta altitud antes que las temperaturas sean muy altas. En el Valle de Aran aún podemos encontrar agua en las fuentes y lagos de alta montaña, lo que se agradece especialmente en días de fuerte calor.
 
Es el momento del año en el que el cambio de estación es más evidente, los días son más cortos y es posible despertarse una mañana y mirar las cimas emblanquecidas con alguna tímida nevada. Es la estación ideal para realizar algunas de las excursiones más largas por zonas sin vegetación que se hacen muy duras en pleno verano cuando la fuerza del sol es mayor.
Leer más...   Leer más...